17 de mayo de 2010

EL CICLO DEL AGUA (Y DE LA VIDA)

Muchas veces observamos como la gente habla de la lluvia, de la humedad, de las tormentas, y tantos extraños fenómenos meteorológicos que tienen al agua como protagonista, y es que resulta importante, (porque nos afecta su destino), tener en cuenta el ciclo de agua o ciclo hidrológico, y de ese mismo modo, cual es su relación con la energía solar y con la fuerza de gravedad. Los fenómenos que se presentan a lo largo de este ciclo tienen que ver con los procesos por los que atraviesa el agua, con su fase de vapor, por la acción de la energía solar, y el de la precipitación posterior por parte de la influencia de la fuerza de gravedad..
Este ciclo se refiere a todo el movimiento del agua y a sus cambios constantes de estados, con sus diferentes secuencias y sus diversos recorridos en la naturaleza. Su punto de inicio lo podemos determinar a partir de los mares y océanos, pero de todos modos, su movimiento es circular. A todo el complejo del agua que se encuentra en la tierra se lo llama hidrosfera y ocupa casi 1.400 millones de kilómetros cúbicos, donde el 97 % está conformando los mares y océanos, un 2 % que se halla en los glaciares, el 0,99 % corresponde a aguas subterráneas y el 0,01 % que pertenece a ríos y lagos.
Todo el ciclo del agua comienza con el calentamiento de los océanos por parte del sol, lo que provoca la evaporación, con lo cual asciende como vapor de agua a las capas superiores de la atmósfera, donde la menor temperatura logra que el vapor de agua se condense y forme las nubes, con el movimiento de las nubes por parte de las corrientes de aire, todas las partículas de las nubes colisionan, aumentan su tamaño y caen tanto en forma de lluvia como de nieve, y se acumula en los glaciares, y otra parte cae sobre la tierra y con su deslizamiento alcanza ríos y lagos, del mismo modo, con las corrientes de los ríos, se transporta hasta los océanos.
Cuando comienzan los climas más cálidos, los hielos se derriten y esta agua se diluye sobre la superficie de la tierra, pero una gran parte de esta es absorbida por la tierra y va a canales subterráneos y cuando parte de esta agua encuentra aperturas en la superficie terrestre, rebrota y forma lagos de agua dulce y manantiales. En este sentido, esta agua es absorbida por plantas y raíces y por el proceso de transpiración de sus hojas, nuevamente es conducida a la atmósfera, lo que reproduce continuamente hasta alcanzar el equilibrio.
Como vemos, este recircular del agua forma parte de un proceso que vemos diariamente y que se ve afectado en muchos sentidos por la mano del hombre, es importante conocerlo para tomar conciencia de que acciones y medidas se adoptan relacionadas con el agua, y para evaluar cual es el estado de este indispensable recurso y en que influye en nuestro futuro más inmediato. Bon Appetit.

Taller de Agua Mineral

Taller de Agua Mineral

Las notas de este Blog están registradas en:

Dirección Nacional del Derecho de Autor- Registro nº 845076-819756

Gracias por tu visita